martes, septiembre 22, 2015

LA PELÍCULA DE SAW - EL JUEGO DEL MIEDO- NOS HABLA DE LA VIDA

"I WANT TO PLAY A GAME" ... ¿Quién no recuerda la película de Saw (2004), conocida en México como  "El Juego del Miedo"?
Esta película dirigida por James Wan, maneja la intriga y la violencia psicológica en cada imagen que la compone.

Si bien, no pretendo escribir o hacer una crítica de la película,  sí quiero tocar un tema que llamó mucho mi atención, y es sobre la condición humana de tener tanta vida a nuestro alrededor y muchas veces nos pasa tan desapercibida ...  

Los seres humanos tenemos mucho defectos, miedos, angustias, vacíos y faltas, que a veces nos imposibilita voltear y mirar a nuestro alrededor.  Si tan solo el ser humano se percatara de aquellas cosas simples que se nos presentan a diario, seríamos y sentiríamos otras cosas más placenteras para nuestro ser, nos evitaríamos muchos problemas; pero la poca apreciación a la vida parece que diluye toda capacidad humana. Estamos bien entretenidos. Programas absurdos de televisión, series, futbol,  noticias irrelevantes, etc. Pero esto por un lado, por el otro vivimos en el egoísmo absoluto, pensando en nuestro beneficio generado por la carencia y el "wanna be", vendido por algunos contenidos nefastos de los medios de comunicación. 

Hago referencia a esta película, porque a pesar de ser violenta, sangrienta y muy pasada de lanza,  el contexto y el final me encantaron como pocas películas de éste corte. Y lo que me pareció más interesante es que me hizo pensar en la carencia humana. Como en su momento lo hizo "Seven". Pensé sobre todo aquello a lo que el ser humano NO PONE ATENCIÓN y en muchas ocasiones, literalmente lo lleva a su propia muerte. 

En la película  se devela como el ser humano, tal cual,  se la está jugando y tiene que darlo todo para salvar su propia vida. Pero como siempre, está muy distraído y le pasa cualquier mensaje, información, regla o ley totalmente desapercibido.  Esto es común que en el ser humano. Y luego nos quejamos de que la vida nos hace. 

Cuántas veces nos hemos visto en situaciones tan complicadas, pero muchas veces no escuchamos, no seguimos las instrucciones para poder salir de la peor crisis o situación. El miedo sirve para alertarnos, y cuántas veces el miedo nos impide seguir adelante. El miedo hay que aprenderlo a manejar, siempre va a existir, y en la mayoría de las veces es una limitante. 
Manejando el miedo podríamos  enfocarnos y  concentrarnos para no perder al instante y evitar que todo se derive en angustia y sin razón.


Regresando a la película, el protagonista nombrado Jigsaw  tiene cáncer y sabe que tarde o temprano va a morir, él genera una especie de venganza humana, pues se da cuenta que los seres humanos no valoran la Vida: son banales, son egoístas, son celosos, son materialistas. Jigsaw, pone a jugar a ciertos individuos, una vez que los privó de su libertad, los lleva a juegos y retos extremos pero si escuchan bien las instrucciones pueden salvar su vida. Por supuesto, que van a sufrir e incluso tendrán que mutilarse, agredir o matar al otro participante. Pero justo es cuando  se sienten en peligro, o el hecho de llevarte al extremo, cuando te das cuenta y valoras que el otro existe y tu existes.   Y es cuando quieres corregir el momento, desde suplicar perdón o valorando lo que puedes perder. Sin embargo, no siempre se gana incluso puedes morir en el intento. Y ¿acaso así no es la vida?

Muchas veces no  escuchamos ni entendemos  nada, a veces por desesperación y otras por ser tan egoístas.

El reto es salir de del juego del miedo y enfrentarnos. No es fácil, y claro la vida también nos pone imponderables, ¿porqué?, porque  así funciona. Pone sus propias reglas y no hay para donde moverse.

La vida es tajante, los seres humanos mucho más, nosotros nos ponemos en jaque ante ella. Nosotros nos privamos de tantas cosas,  por no observar y apreciar. Pasamos tantas cosas desapercibidamente que no sabemos ni cuándo ni cómo nos suceden las cosas ni cómo es que afectamos al otro.  Estamos atados a un maquinaria o dispositivo extravagante y de amplio espectro, como lo puede ser la cultura, la sociedad, los medios, la política, y un largo etc. que nos come y se nos olvidan los otros.

Pero creo que el reto es individual, como la película lo pone. 
LEMON AID