lunes, junio 27, 2016

PSICOANÁLISIS..... ¿O QUÉ?


El legado de Sigmund Freud, es sin duda uno de los más controversiales a lo largo de la historia. Hay quienes afirman que sus intenciones siempre estuvieron dirigidas a la sexualidad, dentro de un marco hasta perverso y lascivo.


 Me he encontrado también con gente que no sólo lo critican, tal y como lo ejemplifico, sino que también están convencidos de que su psicoanálisis no sirve de nada.

El otro día, en una reunión, conocí al típico sujeto que cuando escucha que cerca de él, se encuentra algún profesionista del área psicológica, de inmediato increpa... ¡Ohhh!... ¿¿Me estás psicoanalizando?? Y debo aseverar contundentemente, que cuando conozco a individuos que caen en este ridículo cliché, lo primero que llega a mi mente son las siguientes frases:

"Otro pobre integrante del rebaño CARENTE DE CULTURA" ó "El típico chistocito que repite lo que no conoce, para acercarse al lugar de donde siempre lo rechazan"

Quizás te parezca grosero lo anterior, y sin embargo no me disculpo por ello, pues es muy fácil caer en justificaciones como; "es que es una broma típica" o simplemente, y tal vez aún peor, "es que lo he escuchado en mucha gente, y por eso también lo digo". Así que, mejor hay que preguntarse:

¿Será verdadero, que quienes deciden dedicarse al estudio de la psique humana, adquieren poderes sobrehumanos, siendo el principal de ellos la lectura de la mente y personalidad de otros? ó ¿será más verdadero que, una vez más estoy cayendo en el montón y no me importa el hecho porque ya me acostumbré?

Así es, la falta de inteligencia y el esfuerzo por desarrollar una personalidad propia, son desastrosas realidades que reclaman TODA nuestra atención; pues la disipación de la pregunta por el sentido de esta vida, tendría que cobrar mayor fuerza cada día, más no lo contrario. 

¿Y por qué he hablado hasta ahorita, de quienes "comprenden" el psicoanálisis de Freud, y de quienes afirman que tanto psicólogos como psicoanalistas, saben de antemano el significado de lo que les dices en el preciso momento?

Pues porque con el paso del tiempo, y únicamente con la ayuda de la experiencia, he comprobado que ambos campos de gente son en realidad, y casi por completo, una misma unidad.--- Aquellos que se dan el lujo de no pensar, pero sí de repetir ---

Ahora, no estoy aquí solamente para escribir sobre ellos, sino para pensar en las implicaciones que la sociedad lleva, al simplemente aceptar que la gente puede seguir comportándose despreocupadamente en toda la extensión de la palabra.

Si no somos lo suficientemente responsables, para pensar en lo que vamos a decir, teniendo la necesaria cautela de analizar las posibles consecuencias de esto mismo, entonces no podemos esperar el más mínimo respeto de regreso.

¿Qué quiero decir? Pues que no voy a hablar con toda la verdad en la boca sobre medicina, física, arquitectura, ingeniería mecánica o astronomía, si es que no tengo los estudios pertinentes para hacerlo, ni por lo menos cuento con la idea concreta de lo que quiero referir.

Pero claro, los mexicanos estamos acostumbrados a todo saberlo, y poder dar amplias explicaciones y recomendaciones sobre cualquier tema existente. Simplemente hay que echar un vistazo en cualquier red social, para dar cuenta de la gigantesca y grosera cantidad de idioteces expresadas, solamente aparentando "ser y saber" ¡¡de todo, y más que cualquier otro!!

Por esto mismo, es verdaderamente hilarante, escuchar al siguiente imbécil de la fiesta contigua, hablar sobre los tremendos errores que cometió Sigmund Freud, al crear "la tontería esa llamada psicoanálisis".

¿Sabías que, hablar de sexualidad no es en lo absoluto lo mismo, que hablar de sexuación? ¿Que la neurosis en términos literales, no es algo que se tiene o padece, sino que se es?, y que en su caso, ¿si es que lo somos, debemos sentirnos afortunados de ello?

Y es que, hoy sentí el enorme impulso de escribir sobre este tema, porque el sin-sentido es lo que carcome a cada sociedad, al caer en un terrorífico cotidiano carente de cualquier cuestionamiento, y que permite perfectamente la inserción de patrones y formas de ser, en una aparente normalidad.

Ten mucho cuidado con "la normalidad", "lo aprobado", "lo que está bien o mal", y date cuenta de que el mundo social está atascado de esto.

Aquí, una primera aproximación a un problema multifactorial y lamentablemente cotidiano, donde se me ocurrió usar un ejemplo desde lo que sí sé.

¿Cuánto más?

Autor: Andrés U.