lunes, agosto 29, 2016

2. LA IRA----LO INNEGABLE (EL MOTIVO).


Era de noche, en dirección a mi casa después de haber entrenado duro, recordando mi adolescencia en la que tomé la decisión firme de llevar las artes marciales a otro nivel. 


Desde niño tuve la oportunidad de aprender Karate saliendo de la escuela, logrando destacar siempre de entre los niños de la clase; era como si sintiera que mi espíritu estuviera en una especie de exámen constante, logrando una excelencia en cada movimiento que el maestro nos dictaba repetir decenas de veces.

A mis 17 años, empecé el aprendizaje del Kung-Fu después de más o menos medio año de hacer poco ejercicio. Supe en la primera clase que ésta era el arte que estaba buscando, que tal disciplina era el complemento determinante para mi forma de ser. Una exigencia bastante mayor a la de otros sistemas, un compromiso que dirigía franca y abiertamente al conocimiento de mi lado obscuro.

Esta noche lo recordaba todo vivamente, como si al día siguiente tuviera clases en la preparatoria y tuviera que llegar a preparar algún examen pendiente. La diferencia es que hoy tengo casi el doble de edad, y aunque salía del mismo lugar de entrenamiento, mis responsabilidades y actividades para mañana eran otras.

Hacer ejercicio ha sido siempre necesario para mí, las cortas rachas en las que lo he dejado ya sea por falta de organización, tiempo o alguna lesión, son tiempos en los que mi actuar general se ve extensamente afectado y disminuido. En el auto iba pensando en la fuerte motivación que sentía al retomar mi entrenamiento una vez más, habiendo sido un fuerte dolor en la columna la razón que me imposibilitó seguir hace pocos meses.

Esta vez no sólo estaba recuperado físicamente, sino que había un impulso extra para exigirme resultados superiores a los que ya tenía. Había alcanzado la cinta negra con mi maestro hacía apenas 3 años, y aunque me eligió para participar en un equipo de sólo 3 estudiantes habiendo llegado al fin de lo que él llamaba, "la enseñanza conocida", le pedí una leve tregua para terminar de sanar la inflamación con la que llevaba ya casi 2 años.

Aquella noche, mi maestro dirigió una mirada de entendimiento y desaprobación  al mismo tiempo sobre mí; le dije que volvería lo antes posible, que no tardaría, mientras él continuaba martillando con su mirada. Finalmente sólo asintió casi imperceptiblemente con la cabeza, y salió del gran salón sin hacer ruido.

Mi sensación de impotencia y tristeza han acompañado cada día hasta esta misma tarde en la que regresé al dojo, pero ahora sé extrañamente, de qué se trataba la mirada de mi maestro aquella noche. Es de hecho, algo que podría tocar lugares de la metafísica, porque aquí, en mi auto delante de un semáforo, sé que podría haber continuado el entrenamiento a pesar de estar lastimado.... Y, ¿Cómo?.... Con la misma certeza que hoy impedirá una nueva lesión, es un saber que supera la razón, una determinación que liquida como un rayo el mundo de las explicaciones. Es la sabia mirada de un maestro que te ha elegido para formar parte de lo que casi ningún alumno conoce, lo que determina una línea que exige una decisión de romper con una vida normal.

Terminamos el entrenamiento y esperé a que todos hubieran salido a la calle, sabía que el maestro bajaría nuevamente, pues sentí su fuerte mirada desde que pisé su casa, nuevamente esa misma tarde. Cuando escuché al último compañero cerrar la puerta de la entrada, volteé al rincón del salón principal como llamado por algo, una presencia firme y potente que antes del portazo simplemente no existía. Y con un sobresalto me di cuenta de que ahí estaba parado como una estatua. ¿Nunca se fue?... ¿O cuándo regresó?. Ese segundo sentí un miedo que no conocía anteriormente, pero fue de inmediato interrumpido por su fuerte voz que aseveró:

"Antón, mañana estarás aquí a las 11 de la noche, si no llegas puntual no vengas más. Inicias la Dimensión Alfa."
Autor: Android101

viernes, agosto 26, 2016

1. LA IRA----LO INNEGABLE (MI INICIO).


Pasó el fin de año de 1994 junto con mi cumpleaños número 30, es ya 7 de enero y decido salir por la noche a tomar unas copas con Juan Pablo y Julieta, mis dos compañeros de psicología con quienes he trabajado en diversos proyectos, y a quienes he apreciado profundamente a lo largo de la carrera.

Coyoacán es un gran lugar para tomar cerveza en medio de grandes tumultos, pero lo que a Julieta le gusta más, es contemplar la catedral ya que el tumulto se ha difuminado casi por completo.

Nos sentamos los tres en una de las bancas cercanas al viejo edificio, y sigue la conversación que Juan Pablo inició hacía casi dos horas durante las chelas.
Justo el 31 de diciembre le robaron su coche dos sujetos en el semáforo que cruza Copilco e Insurgentes.

J.P.- “Me paralicé, estaba totalmente sobrio porque tuve que regresar al asilo a mi abuelo, después de dejar a mis tías. Eran las 3 AM, y ya en dirección a mi casa, me detengo un par de segundos en el cruce, pensando que no fuera a salir algún imbécil a mil por hora sobre Insurgentes. En esa fracción de un momento, un auto sale de no sé dónde y me bloquea el paso, al siguiente momento veo al copiloto apuntándome con su arma ya cerca de mi ventana. Patea la puerta y me grita que me baje de inmediato.”

“Como les digo, ¡me paralicé! Y aunque me lo repitió, no me podía mover. El tipo se encabronó y rompió el vidrio de un golpe con su pistola, abrió la puerta, me jaló de la chamarra y en el suelo me pateó fuerte en el estómago. Antes de escuchar el arrancón de ambos coches, lo alcancé a escuchar bien claro “¡Tienes suerte pendejo!”

Julieta toma del brazo a Juan Pablo, y le expresa su enorme alivio porque al final está bien; le dice que el auto es fácil de reponer, pero que en realidad sí corrió con suerte, que lo único importante es que está vivo ahí con nosotros.

La mirada de Juan Pablo se pierde nuevamente entre la punta de la catedral y el cielo negro, entonces se suelta a llorar y nos dice. “Es que no les quería contar, pero la noche no acabó ahí.”

Julieta y yo nos miramos de inmediato con esa chispa en los ojos, que resume ambas existencias en un sólo miedo. Esa sensación de que habías pasado ya la parte más difícil, que lo único necesario era reparar el daño hasta allí concebido, pero que de golpe te das cuenta de que no sabes aún nada, que la parte más dura continúa en la penumbra.

Juan Pablo continúa hablando entre sollozos pero convencido de que es el momento correcto para sacarlo todo. Se toma la cabeza y el pecho repetidamente mientras habla, voltea a la catedral como buscando ayuda del monumento ancestral que nos contempla majestuoso. Al parecer la ciudad llega a una extraña calma, la gente desapareció y la plaza es totalmente nuestra; los tres estamos en silencio ya por varios minutos sentados en la misma banca como aturdidos por la realidad, de repente me viene un sentimiento asfixiante e incontrolable, me duele la espalda y siento vértigo al levantarme de súbito y mirar a mis amigos allí sentados. Aprieto los puños y nada puede salir de mi boca, lo intento de nuevo queriendo decir lo que sea pero de nuevo la nada sale de mis labios.

Acostado en mi cama después de llevar a mis amigos a sus casas respectivas, el silencio sigue apoderado de mi ser. Nada pudimos decir en el camino más que un simple ¨buenas noches... hasta pronto¨

Noche histórica que siempre recuerdo como fundadora de quien soy ahora, de en quién me convertí... Sólo dormité por ratos regresando a una vigilia entre cortada que repetía imágenes y palabras aleatorias sobre el techo de mi cuarto. Julieta me gritaba desde una ventana que regresara por favor, Juan Pablo yacía en un piso obscuro sin poder moverse y medio alumbrado por tenues faroles de una calle.

Una patrulla vieja con la sirena encendida alumbra esa misma calle, no distingo nada más allá de las luces giratorias del coche que emite sonidos cortados por su radio.

¨Comandante.. General.... Mendoza"

Son las 4 AM y me levanto compulsivamente a hacer ejercicio. Sé su nombre, me revienta el cerebro, me duele el pecho, el ejercicio me cura, me alimenta y no voy a parar. 

Ahora sé qué hacer.
Autor: Android101



VEAMOS LA VIDA COMO: “UN JUEGO DE NIÑOS.”

Hace unos instantes subí una fotografía mía a facebook de cuando tenía 5 años de edad – vestido de angelito- 

De esas veces que sales en tu primer festival de la escuela – en éste caso jardín de niños-  y nuestras madres fascinadas de la vida por tomarte millones de fotografías, vueltas locas por capturar todos tus movimientos, inclusive todos los pestañeos que tú dieras en el bailable. Y  tú ni siquiera ibas coordinado con los demás niños –porque ellos estaban igual que tú-, ya que disfrutabas – y estabas distraído-  de ver como tu mamá te sacaba las fotografías y no importaba nada más en el mundo que ese hermoso instante.
Al subir la foto me quedé observándola por varios minutos, fue un sentimiento extraño, verme ahí con una mirada diferente, con una sonrisa diferente, cuerpo diferente, cabello, toda una expresión diferente, y pensar “ése chiquillo era yo hace 17 años”, fue como si todo se detuviera alrededor mío, no me sentía como ése niño que veía en la pantalla de mi laptop, me sentía otra persona muy ajena a ese pequeño. Durante ése proceso, tuve un viaje hacía mi interior, esos ojos míos que veía en la foto me llenaba de una nostalgia extrema, fue inevitable contener las lágrimas y me puse a llorar. Esa dulzura que veía, esa sonrisa sin malicia y sincera, y me preguntaba ¿en qué momento la perdí? , a pesar que mi edad no es tan avanzada, el peso de los años me cayeron encima, me hicieron analizar las etapas de mi vida y como las he vivido, pensar que ahora ya soy un adulto joven, y que en muchos momentos me he olvidado que fui un niño, me he acongojado con los problemas, el trabajo, la pareja, la familia, y me dieron tantas ganas de volver a estar en ése lugar, con esa misma edad donde fue tomada aquella fotografía, pero eso es completamente imposible.
Mientras las lágrimas caían sin control alguno, tal como las hojas destinadas a desprenderse de los árboles durante el otoño, pensaba  “sé que ese pequeño sigue dentro de mí” - mientras me apretaba el pecho- y pensaba en todos los adultos que he conocido, en que mis padres también fueron unos “pequeños traviesos”, y que tal vez se han olvidado de que lo fueron algún día. Me puse a pensar que el mundo sería mejor si tuviéramos esa mentalidad y ése corazón que teníamos a los 5 años, sin querer hacer daño a nadie, solo jugar y perdonar en el mismo instante que haya sucedido algún “problema”; que lo mejor del mundo era cuando mamá y papá te sacaban de paseo y te compraban un helado, o te llevaban al parque de la ciudad o al cine.
Sólo puedo decir una cosa: que no quiero olvidarme jamás que fuí un niño y tampoco quiero que el “mundo de los adultos” se olvide que también lo fueron, que debemos ver la vida como un juego – metafóricamente, sin olvidar nuestras obligaciones- pero ser más sinceros, saber perdonar, preguntarnos infinidad de cosas acerca de la vida, llorar, reír, besar y sobre todo amar, considero que de ésa manera se puede mantener a la pequeña personita que fuimos en el ayer, y que siempre debe de estar en nuestro largo recorrido de la vida, todo para que esta sea hermosa, menos pesada y bueno, “ tal como un juego de niños”.
AUTOR: AB, Martin.

jueves, agosto 25, 2016

OBESIDAD: Cómo afecta psicológicamente la cultura y la sociedad el hecho de tener sobrepeso

Ha llegado el momento de comenzar a hacer una profunda concientización sobre los múltiples significados del ser obeso en el mundo actual. 

Haz pensando en cómo nos afecta psicológicamente la cultura y la sociedad. 

Te baja el autoestima por todo lo que vemos y lo que supuestamente debemos ser porque somos gorditos, ¿es así?


La gordura es un claro síntoma de que algo pasa con la persona que la sufre, y por supuesto cuando digo que algo le pasa, no me refiero solamente a posibles motivos hereditarios o de índole médico, pues aunque impactan por supuesto al sujeto psicológicamente, el factor de la medicina interviene prácticamente dejando de lado al sujeto mientras lo compromete a disciplinarse con procedimientos y tratamientos específicos.

Con lo anterior no quiero decir que el factor biológico carezca de importancia y reflexión, sino que lo que hoy me ha traído aquí, pretende tratar un enfoque más apegado a lo cultural y a las extrañas "tendencias" promovidas por los medios masivos.

Mientras la tecnología avanza cada segundo incesantemente, las propuestas mediáticas que dictan formas de ser van tomando direcciones que bien pueden dejar mucho que pensar. Hombres y mujeres con cuerpos atléticos y figuras más que delgadas, son las que gobiernan cada sitio visible en el planeta, dejando bien claro que la propuesta es algo así como- "Si no tienes este cuerpo y de hecho eres gordo, ESTÁS FUERA"

Así de simple, no cumples con los estándares de "look" actual, entonces no eres alguien deseable.
¿Deseable para qué? Para tener el mejor trabajo, la mejor mujer u hombre, los mejores amigos, y por supuesto, estás lejos de poder tener cualquier éxito económico en la vida.

Ante tal estigma social, resulta que son de verdad muy pocos quienes pueden ser parte de los "elegidos", pero es justo aquí donde tenemos que detenernos a observar el fenómeno desatado.
Resulta que la cantidad de gente obesa es cada vez mayor, en vez de reducirse como la tendencia lo sugiere.

La gente come mal, no se ejercita, se deja engordar cayendo en una existencia nada sana en ningún sentido, siendo el efecto psico-social el que hoy da inicio a esta reflexión.

Resulta que este manejo en el que los medios masivos promueven cuerpos modelos y medidas perfectas, es un excelente promotor de depresión inconsciente; y éste es el nombre que hoy se me ha ocurrido darle a tal fenómeno, pues pareciera que hablamos de una depresión de la que un enorme porcentaje de gente no se ha enterado que padece.

Los problemas personales ya no son la única fuente de preocupación, sino que tenemos ahora que atender a las demandas sociales como si fuera una responsabilidad hacerlo, como si fuera también parte de la deuda que tenemos con el banco, pero que al vernos inhabilitados para cubrirla, caemos repentinamente en un letargo que respalda el descuido personal y abre un camino directo a la gordura.

¿No te parece por demás preocupante no sólo el hecho de tender a la obesidad como un efecto social, sino que también sea tan perfectamente avalado, que termines formando parte de un montón obesamente aprobado?

Es como si se hubiera instalado un mecanismo en el inconsciente general, en el que son tan pocos los que pueden lograr la propuesta, que la gran mayoría ya tiene un lugar reservado dentro de una especie de basurero para los mediocres, en el que está bien permitido ser gordo, al fin que nadie se va a acordar de ti....

Con todo esto no quiero decir que la obesidad sea un tema nuevo, sino que la forma en la que aparece socialmente da mucho qué pensar en tanto que llega a sugerirse hasta como una forma de ser.

El escrito presente tiene la intención no sólo de cuestionar, sino de hacer tomar conciencia a todos aquellos que padecen este estado terriblemente normalizado.

Permanece atento, pues muy pronto encontrarás en este mismo blog un material especialmente elaborado para enfrentar la grave problemática de la obesidad; desde una vertiente psicológica, donde tu puedas llevar un camino  equilibrado y puedas cumplir con tu proceso para  bajar de peso sin que tu autoestima se vea afectada.

Es decir, ¿Quién podrías ser, si pudieras enfrentar con aceptación tu sobrepeso?

¿Qué cosas podrías lograr en tu vida si pudieras dejar atrás ese sobrepeso u obesidad?.. ¿Cómo te sentirías?

¿Es ésta la vida que deseas? ó entrando en un proceso de auto-aceptación y entendimiento ¿Te ves como alguien que ha superado la obesidad?

Síguenos o bien déjanos tu comentario para poder darle seguimiento de manera privada a tu caso y nuestros especialistas titulados, te podrán sugerir un sistema único. No son recetas, ni productos es algo que tienes que escuchar para entender tu problema y facilitarte el camino para que logres bajar de peso sin esa presión social y cultural que tanto nos lastima.
Autor: Andrés  U.

lunes, agosto 08, 2016

GOTHAM EN LLAMAS - 2da Temporada

El motivo principal por el que Gotham sigue atrayendo mi atención en la escritura, es el excelente trabajo que han logrado en el desarrollo de las personalidades psicopáticas de los villanos que han ido introduciendo.

Advierto a los lectores de no continuar leyendo, si es que no han terminado alguna de ambas temporadas, pues seguramente entraré en algunos detalles que pueden echar a perder por completo la trama entera, para aquellos que aún están en proceso.

Ya hemos hablado de la impactante aparición del Pingüino y del Acertijo desde la primera temporada, quienes definitivamente son motivo suficiente para ver la serie, ya que la cuidadosa evolución de ambos desde sus inicios, más la increíble actuación por parte de Robin Lord Taylor y de Cory Michael Smith respectivamente, se logra como punto nodal de toda la trama.

Es fundamental preguntarse por el nivel de las actuaciones cuando se habla de tan complejos personajes, que aunque ficticios, guardan una verdadera y estrecha cercanía con posibles personalidades existentes en nuestra realidad. Puedo literalmente afirmar que estos villanos son la razón principal que atrapó mi gusto por Gotham, y hoy continuaré fundamentalmente hablando de quienes serán los futuros enemigos de Batman.

Desde el inicio de la serie, Fish Mooney ha sido personaje principal como una jefa peligrosa de la mafia, quien era dueña de un antro en el que comandaba secretamente a su gente, teniendo siempre el objetivo de convertirse en la máxima cabeza de toda la mafia en la ciudad.

Mooney es un personaje interpretado perfectamente por Jada Pinkett Smith, que demuestra un dominio esencialmente tirano. Es una mujer que no demuestra el más mínimo sentido de compasión, y que en consecuencia, el miedo está borrado de su persona. ¿Se habían detenido a pensar justamente en este hecho?


Un persona sin miedo refleja con seguridad una personalidad psicopática, en el sentido estricto de que puede atreverse a lo que sea y por encima de quien sea. Su sed e interés por rebasar a los más altos jefes se demuestra expresamente cuando asesina a Salvatore Maroni, el padrino menos fuerte de una de las dos familias de la mafia más poderosas en Gotham City, siendo Don Falcone el más poderoso e inteligente.

El cómo y por qué del asesinato, resulta lo más interesante para dar mayor valor a nuestra teoría. Maroni se atreve a sobajar burlescamente a Fish Mooney frente a súbditos y prisioneros, nombrándola número dos bajo su mando y haciéndola aceptarlo mientras sarcásticamente le llama "babes" repetidas veces.

Mooney saca su arma sorpresivamente y le revienta un balazo en la frente dejando finalmente claro, quién era la "babes" de quién. En resumen, el peligro de esta mujer también refleja parte de su debilidad, porque incluso es capaz de sacarse un ojo antes de doblar las manos frente a nadie. Claro, en el mundo fantástico de DC todo queda resuelto con un nuevo ojo azul con el que la villana puede ver claramente al siguiente día; más en la realidad  podemos pensar que perversos de esta clase terminarían por no llegar demasiado lejos. De cualquier forma, es un aliciente tener a Mooney para la temporada siguiente.



Pues bien, llegó el momento de hablar de quizás el enemigo más polémico de Batman, a quien por supuesto Gotham ha iniciado presentando de manera magistral.

The Joker ha tenido diversas formulaciones e interpretaciones. Su génesis es incluso una historia que ha tendido a diversificarse, más que a concretarse como una sola por siempre aceptada; de hecho en ocasiones el nombre original del Guasón nunca se revela, pero en este caso nos encontramos con el joven Jerome Valeska, quien es presentado brevemente en la primera temporada como recluso  del asilo Arkham, al descubrirse como el propio asesino de su madre.

Desde ese momento puede verse el talento de Cameron Monaghan y el por qué fue elegido para interpretar al villano sin lugar a dudas. Los gestos característicos que transforman la cara del Joker, se ven aquí renovados y bien estudiados. Es claro que su estudio minucioso del Jack Napier legendario de Jack Nicholson, fue seguro una tarea ardua en la que de pronto me hizo sentir como si estuviera presenciando los inicios de un joven Nicholson, pero lo más importante es señalar que en ningún momento se percibe una imitación o intento de copia.

Monaghan concretó ya su pre-Joker con la nueva identidad de Jerome Valeska, sumando a mi gusto una de las mejores actuaciones del reparto entero hasta ahorita. Lamentablemente nos sorprenden con su muerte a mitad de la temporada, dejando abierto su regreso en el futuro al ver todas las pistas regadas en la segunda mitad de la misma. ¿Y por qué habrán decidido eliminarlo en el momento cúspide de su aparición?

Pues algunos piensan que debe tener que ver con la próxima aparición del nuevo Joker con dientes de plata en pantalla grande, que pone todas las expectativas sobre Jared Leto.

No puedo aún hacer ningún juicio comparativo, ya que estamos a días del estreno de "Suicide Squad", pero sí te puedo asegurar que lo ya logrado por Cameron Monaghan es imposible de desplazar, siendo en mi opinión una promesa como actor de quien por lo menos yo, espero volver a saber muy pronto.

Al final de la segunda serie, escuchamos su irónica carcajada saliendo del camión lleno de los asesinos creados por el doctor Hugo Strange. En esta posibilidad de haber sido revivido como un experimento asesino, tenemos ya por seguro que veremos pronto un "Gotham" que por lo pronto conjunta al Guasón, el Pingüino y al Acertijo sueltos por las calles mientras aún no hay Batman, pues Bruce Wayne sigue siendo todo un adolescente contrariado.... ¡¡¿¿Listos para Septiembre 19... TEMPORADA 3??!!

Autor: Android101
VER PARTE UNO AQUÍ

lunes, agosto 01, 2016

STRANGER THINGS...Bien 80s!!

Me encontraba en un tiempo libre pensando en qué serie nueva pudiera encontrar, abrí Netflix y lo primero que salió como recomendación fue el nuevo lanzamiento "Stranger Things". El nombre en sí me llamó la atención bastante, no había escuchado hablar de ella y decidí ver cómo empezaba. 

A los pocos minutos, me di cuenta de que no la dejaría de ver. La ambientación en los años '80, los personajes, el hilo extraño que se revela casi desde el comienzo haciendo referencia al fenómeno de desapariciones de niños, tan legendario y encubierto a su vez, más el hecho completamente sorpresivo y emocionante para mí del regreso de Winona Ryder!!

El sólo pensar en que regresaría a una serie ambientada en la década de los '80, donde el tema principal abre líneas paranormales desde un enfoque bastante atrevido y al mismo tiempo fino, hace de esta serie una propuesta innegablemente interesante para quienes gustamos del penetrante misterio de las realidades paralelas. Pero hay varios detalles a tomar en cuenta, dentro de la propuesta de los hermanos Duffer.

Un hecho que hace de Stranger Things más que la serie del momento, es la constante referencia a películas y series que marcaron un momento e incluso un estilo.

Los ejemplos que ahora me vienen a la mente son, Poltergeist, ET, The Goonies, Close Encounters Of The Third Kind y Twin Peaks. Hay escenas y parte de la trama misma que no sólo recuerdan, sino que te dirigen específicamente a aquellos icónicos relatos que por supuesto, dejaron huella indeleble en su estilo particular.

Se nota claramente que la influencia especial de Steven Spielberg, adquiere una especie de homenaje muy bien logrado, donde como he dicho, la ambientación visual y sonora es espectacular.

Personalmente, David Lynch es mi director favorito. Actualmente mi espera más ansiada es la tercera temporada de Twin Peaks, que hace algunos años ni siquiera se veía posible. Ahora, sólo hace falta esperar a que sea terminada.

Este hecho, no dejó de ser tomado en cuenta por parte de los Duffer brothers. Algunos escenarios, como en especial el cuarto de Nancy, la importancia del bosque y el misterio que éste resguarda, más la existencia de un "otro sitio" que se concibe como una especie de sombra o negativo de la realidad misma, hacen por momentos que sea inevitable imaginar lo que sucedería si de pronto apareciera el único e inigualable agente especial Dale Cooper....

¡¿Te imaginas algo así?!..... Porque de algo estoy seguro; si David Lynch escribiera y dirigiera un sólo capítulo en Stranger Things, tocando lo que sea sobre el mundo de Twin Peaks, otra realidad paralela se abriría en ese mismo instante.

Que el "Special Agent" Dale Cooper (Kyle MacLachlan) llegara por alguna razón a este pueblo, y se encontrara con Joyce (Winona Ryder) a disfrutar de una "Damn fine cup of coffe!!" mientras analizan la desaparición del niño Will en la densidad del bosque......

Les digo que Stranger Things ha llegado no sólo como una serie bien hecha, es más bien la posibilidad de un lanzamiento que fuera de la norma, pueda siempre ser recordado como verdadero referente. Mientras nos encontramos con una atmósfera llena de misterio e interrogantes, los Duffer brothers clavan tracks de proyectos legendarios como Joy Division, The Clash, The Bangles, New Order, Echo And The Bunnymen, Modern English y hasta "Heroes" interpretada por Peter Gabriel.                                               


Quizás el mundo en el que vivimos, no es exactamente lo que estamos acostumbrados a conocer, no es solamente lo que podemos ver en lo inmediato de nuestra tercera dimensión, y todo lo que puede crearse en otras existencias resulta literalmente infinito. Pero tal vez lo más interesante y enigmático de ello, es la posibilidad y el momento en el que esas dimensiones llegan a tocarse; a cruzarse abriendo circunstancias que en nuestra línea aparentemente recta del tiempo-espacio, simplemente son impensables.

Autor: Android101