jueves, agosto 25, 2016

OBESIDAD: Cómo afecta psicológicamente la cultura y la sociedad el hecho de tener sobrepeso

Ha llegado el momento de comenzar a hacer una profunda concientización sobre los múltiples significados del ser obeso en el mundo actual. 

Haz pensando en cómo nos afecta psicológicamente la cultura y la sociedad. 

Te baja el autoestima por todo lo que vemos y lo que supuestamente debemos ser porque somos gorditos, ¿es así?


La gordura es un claro síntoma de que algo pasa con la persona que la sufre, y por supuesto cuando digo que algo le pasa, no me refiero solamente a posibles motivos hereditarios o de índole médico, pues aunque impactan por supuesto al sujeto psicológicamente, el factor de la medicina interviene prácticamente dejando de lado al sujeto mientras lo compromete a disciplinarse con procedimientos y tratamientos específicos.

Con lo anterior no quiero decir que el factor biológico carezca de importancia y reflexión, sino que lo que hoy me ha traído aquí, pretende tratar un enfoque más apegado a lo cultural y a las extrañas "tendencias" promovidas por los medios masivos.

Mientras la tecnología avanza cada segundo incesantemente, las propuestas mediáticas que dictan formas de ser van tomando direcciones que bien pueden dejar mucho que pensar. Hombres y mujeres con cuerpos atléticos y figuras más que delgadas, son las que gobiernan cada sitio visible en el planeta, dejando bien claro que la propuesta es algo así como- "Si no tienes este cuerpo y de hecho eres gordo, ESTÁS FUERA"

Así de simple, no cumples con los estándares de "look" actual, entonces no eres alguien deseable.
¿Deseable para qué? Para tener el mejor trabajo, la mejor mujer u hombre, los mejores amigos, y por supuesto, estás lejos de poder tener cualquier éxito económico en la vida.

Ante tal estigma social, resulta que son de verdad muy pocos quienes pueden ser parte de los "elegidos", pero es justo aquí donde tenemos que detenernos a observar el fenómeno desatado.
Resulta que la cantidad de gente obesa es cada vez mayor, en vez de reducirse como la tendencia lo sugiere.

La gente come mal, no se ejercita, se deja engordar cayendo en una existencia nada sana en ningún sentido, siendo el efecto psico-social el que hoy da inicio a esta reflexión.

Resulta que este manejo en el que los medios masivos promueven cuerpos modelos y medidas perfectas, es un excelente promotor de depresión inconsciente; y éste es el nombre que hoy se me ha ocurrido darle a tal fenómeno, pues pareciera que hablamos de una depresión de la que un enorme porcentaje de gente no se ha enterado que padece.

Los problemas personales ya no son la única fuente de preocupación, sino que tenemos ahora que atender a las demandas sociales como si fuera una responsabilidad hacerlo, como si fuera también parte de la deuda que tenemos con el banco, pero que al vernos inhabilitados para cubrirla, caemos repentinamente en un letargo que respalda el descuido personal y abre un camino directo a la gordura.

¿No te parece por demás preocupante no sólo el hecho de tender a la obesidad como un efecto social, sino que también sea tan perfectamente avalado, que termines formando parte de un montón obesamente aprobado?

Es como si se hubiera instalado un mecanismo en el inconsciente general, en el que son tan pocos los que pueden lograr la propuesta, que la gran mayoría ya tiene un lugar reservado dentro de una especie de basurero para los mediocres, en el que está bien permitido ser gordo, al fin que nadie se va a acordar de ti....

Con todo esto no quiero decir que la obesidad sea un tema nuevo, sino que la forma en la que aparece socialmente da mucho qué pensar en tanto que llega a sugerirse hasta como una forma de ser.

El escrito presente tiene la intención no sólo de cuestionar, sino de hacer tomar conciencia a todos aquellos que padecen este estado terriblemente normalizado.

Permanece atento, pues muy pronto encontrarás en este mismo blog un material especialmente elaborado para enfrentar la grave problemática de la obesidad; desde una vertiente psicológica, donde tu puedas llevar un camino  equilibrado y puedas cumplir con tu proceso para  bajar de peso sin que tu autoestima se vea afectada.

Es decir, ¿Quién podrías ser, si pudieras enfrentar con aceptación tu sobrepeso?

¿Qué cosas podrías lograr en tu vida si pudieras dejar atrás ese sobrepeso u obesidad?.. ¿Cómo te sentirías?

¿Es ésta la vida que deseas? ó entrando en un proceso de auto-aceptación y entendimiento ¿Te ves como alguien que ha superado la obesidad?

Síguenos o bien déjanos tu comentario para poder darle seguimiento de manera privada a tu caso y nuestros especialistas titulados, te podrán sugerir un sistema único. No son recetas, ni productos es algo que tienes que escuchar para entender tu problema y facilitarte el camino para que logres bajar de peso sin esa presión social y cultural que tanto nos lastima.
Autor: Andrés  U.