lunes, septiembre 19, 2016

ESTÁS EMBARAZADA Y ¿QUIERES SABER QUÉ MÁS TE VA A PASAR?

El embarazo es algo maravilloso, es algo único y hermoso. Cuando tienes a tu hijo en brazos lo único que quieres es cuidarlo pues lo ves inofensivo y es parte de ti. Si no fuera por tu total dedicación y ayuda, simplemente no podría sobrevivir ese bebé.  

Pero quiero contarte que hay una realidad que NO NOS DICEN BIEN. No es porque sea malo, pero creo que muchas personas no lo dicen porque pudiera parecer que se trata de un tema que puede escandalizar a muchas y muchos, pues puede sonar a "rechazo puro" y a "por favor, no lo hagas jamás". 

Por supuesto que la experiencia  es maravillosa, pero  también tiene sus puntos a tratar  y debes de estar consiente.    Nadie te dice  que  estar embarazada realmente es muy incómodo desde el día que inician los primero síntomas, por supuesto  lograrás adaptarte,   cada trimestre es muy distinto y los siguientes 9 meses se te harán eternos.  

1er. trimestre: Tiene que ver con todos los síntomas básicos: mareos, náuseas, muchas ganas de dormir, de hecho quieres dormir cada segundo y en todos lados. Tendrás muchos antojos, pero ten cuidado porque después del antojo puede venir la náusea y el vómito. Te recomiendo no comas de más. Empiezas a odiar alimentos que antes te encantaban y también a rechazar olores que jamás pensaste te iban a producir cierta repugnancia, como el olor a cigarro o café. 

2do. trimestre: Aquí todo se estabiliza, se te quitan las náuseas, te centras en ciertos antojos. Te empieza a dar mucha sed, a veces no sacias esa ansiedad  por lo frío y lo liquido. Las idas al baño son cada vez más constantes y tu piel inicia a estirarse cada vez mas lo cual provoca comezón en tu panza y obvio, las estrías. 

3er. semestre: Definitivamente, ya no cabes en ninguna de tus prendas, ya no duermes a gusto, la espalda molesta y es cuando se te antoja y extrañas dormir boca abajo. Las piernas se inflaman, la panza crece y crece y te da cada vez más comezón que nunca. Todo te incomoda y te da ansiedad, jaja! No sabes ni lo que quieres... bueno sí... solo pides que ya nazca tu bebé. 

Evidentemente, no todas las mujeres somos iguales, cada una tendrá mas, menos o nada de estas incomodidades. Y ya hay muchos remedios, fórmulas y sistemas que pueden mejorar está situación.

Pero la importancia de todo esto, es para llevarte a pensar hacia  el hecho de que ya no estas sola; es desde aquí que inicia la responsabilidad y la concientización de que estás dando vida y te lo tienes que tomar muy en serio. 

Existen muchas mujeres que viven esta etapa acompañadas de una pareja que realmente quiere tener hijos y comprometida al hecho, pero también hay mujeres que lo viven solas, y no tiene nada que ver con un estatus social, sino que se embarazaron por X  circunstancia .  Sea cual sea tu situación, es muy triste no poder compartir estos momentos con alguna pareja. Bajo éste perfil, debes pensar muy bien que ser madre soltera no es fácil, y si no llevas bien el camino, el futuro para ti y para el niño puede generar consecuencias y repercusiones un tanto complicadas, que si bien se sale adelante, también te puedes evitar mucho dolor o complicaciones. Así que hay que aprender e informarse para que tu vida y la del hijo pueda ser sólida y lo más positiva para ambos. 

Obviamente, este tema es largo y tiene muchas vertientes, pero  esta entrada pretende concientizar a todas aquellas mujeres que si saben que no pueden hacerse cargo de inicio de su bebé,  puedan evitar a ambos algún tipo de sufrimiento emocional debido a la falta de un ambiente afectivo estable y en su caso, por algún tipo de carencia económica. 

Lo ideal es  sentarse y pensar las cosas antes de decidir si tenerlo o no, mirar bien tus capacidades y oportunidades que tienes en el momento, pregúntate cómo es tu entorno; recuerda muy bien que desde el momento en que está en tu vientre TU YA NO ESTARÁS SOLA, vas a tener un bebé y hay que darle lo mejor.
Uno siempre se imagina que el bebé nacerá sano, pero a veces la vida nos juega chueco, y para evitar ello es mejor cuidarse, porqué complicarse más si no vas a ser responsable, ni siquiera durante tus primeros 9 meses. 

A veces la emoción nos gana y nos imaginamos al bebé con nosotros de una manera de ensueño, como la publicidad nos lo pintan: un cuarto arreglado y muy amplio, un bebé sonriente como si no se ensuciara nunca, y sobretodo muy tranquilo; los padres se muestran muy alegres y que se llevan bien, como si todo fuera puro gozo y jamás se presentara un problema; es más, parece que los bebés no lloran y no demandan. Un ambiente muy estable y tranquilo.  ¿Realmente tú crees que es así? Es mejor  decirte que no lo es.

Las mujeres que ya hemos pasado por aquí, podrán entender lo que escribo hoy aquí. No es que no sea algo hermoso, y creo coincidir que el gran premio viene cuando ves a tus hijos grandes, y es ahí cuando dices.. valió la pena!, incluso se nos olvida y volvemos a tener hijos. Pero también hay que acercarse a la realidad compartir esta información a las primerizas, sobretodo si sabes que su situación es difícil; no todo es miel sobre hojuelas, la realidad no es así. 

Sinceramente, nos falta mucha educación sobre el tema de la concepción y las consecuencias tanto positivas como negativas, no es para asustar o que sientas miedo, simplemente es ser conscientes de lo que es tener a un hijo de inicio a fin. Y seguro, muy seguro evitarás consecuencias negativas. 

Si yo tuviera en las manos el sistema de educación. Una materia obligatoria seria sobre educación sexual y que durara toda la primaria, secundaria y preparatoria. Así como le hacen con la materia de matemáticas. Para hacer sensibles tanto a las mujeres como a los hombres, creo sería una materia muy importante, pues tomaríamos mejores decisiones en nuestra vida, y tener hijos es un tema que se evita pues tiene que ver con la sexualidad. Si consientizamos seríamos en general una sociedad diferente ¿O no?


Autor: Lorelai